dimecres, 28 d’octubre de 2009

Alzar el vuelo...



-Si pudiera hablar con ese volátil le contaría lo que se oye allá abajo por todas partes:
"¡Eres importante! ¡No dejes de representar tu papel! ¡Haz que no pare la rueda! ...y tendrás recompensas a docenas al cabo del año."

[El total del mecanismo está conformado por cada pieza en un espacio y tiempo. Cada pieza se conforma con su espacio y no puede sobrepasar su tiempo.]

-Incluso el hombre sentado con su radio en la puerta del supermercado es parte activa de ese juego.

[La responsabilidad llama a la puerta. No obtiene respuesta.]

-Regalarle una parte de tu amputada remuneración mensual es... ¿Solidaridad o pura ignorancia? Aparte impuestos y fondos comunes... ¿Para qué? ¿encima he de ser yo el que cargue en mi conciencia el peso de su situación? ¿a cambio de qué? Bueno, me pagan por ser el malo... y además, ¡que coño! mi conciencia dura lo que tarda en llegar principio de mes, va acrecientándose conforme mengua mi bolsillo para volver a morir con la llegada de la nueva paga. En la dialéctica del amo y el esclavo no fuí yo quién eligió, no estaba yo cuando los dados hablaron y se distribuyó el reparto.

[¿Proceso dialéctico ha dicho? ¿se explica por lo que no es? ¿dónde está su negación? Se ha asomado por el umbral pero no ha entrado. La negación de la negación ha llamado para decir que no vendrá. Y de la superación algunos dicen que es solamente un mito.]

-Aver, ¿No me robaron ya a mi mi parte? ¿o quizá me estoy confundiendo y esa parte no me pertenecía? ¿pertenezco yo a la parte? Me stoy enredando. Lo que se es que ella me esclaviza. El engranaje convierte lo que es mío en lo que es de todos, y lo que es de todos ya no es de nadie. Espero comprenderlo correctamente porque está en juego el que mañana me levante cuando suene el despertador. Aver si me quedo esos cinco minutos más que resultan ser dos horas y durante ellos encuentro a ese pájaro... Si es así ojalá me lleve donde pueda ver sin tapujos la ideosincrasia de esta treta.

[Se sueña con sueños mientras se sueña. Mientras no se despierta se piensa el deseo. Una vez despierto se escapa uno mismo de la realidad.]

-Parece que las preguntas fundamentales no obtuvieron respuesta nunca donde yo vivo. Quizá la diferencia esté en que ya no se preguntan mis coetáneos: "Papá, ¿Porqué hay ricos y pobres?". Se cree en intereses, suerte, dioses. Quizá ya ni eso. Mi verdad es que quiero creer en ese pájaro. Quiero volar alto, alejarme del melodrama. Les pareceré más pequeño a los demás intérpretes, soy consciente de ello, pero yo al menos habré volado.